¿Necesita ayuda? Llame a nuestra línea gratuita de asistencia Repro Legal: 844-868-2812

Maltrato Médico de las Personas Embarazadas

Maltrato Médico de las Personas Embarazadas

Todo el mundo merece ser respetadx y apoyadx a lo largo de su embarazo. Esperamos que la información de esta página te ayude a comprender mejor lo que está ocurriendo en tu estado y en todo el país, pero no se trata de asesoramiento jurídico.

Esperamos que la información de esta página te ayude a entender mejor lo que está ocurriendo en tu estado y en todo el país, pero ésta información no es asesoramiento jurídico. Para hablar con unx abogadx y obtener una evaluación jurídica gratuita específica para ti, llama al 844-868-2812 o ponte en contacto con nosotrxs a través de nuestro formulario seguro en línea.

Si eres una matrona que busca asesoramiento jurídico, ponte en contacto con la Asociación de Abogados por los Derechos en el Parto enviándoles un correo electrónico a [email protected].

En esta página proporcionamos enlaces a otras organizaciones que no forman parte de If/When/How (Si/Cuándo/Cómo) ni de la Línea de Atención Repro Legal. No nos hacemos responsables de la información que ofrecen ni de los servicios que prestan. Tampoco somos responsables de ninguna acción que emprendas basándote en la información y/o los servicios que ofrecen.

No. Tu profesional de la salud debe informarte sobre el tratamiento que te recomienda. Y debe darte tiempo para que reflexiones sobre la información antes de tomar una decisión. Puedes y debes preguntar sobre los riesgos, los beneficios y otras opciones de tratamiento. Tienes derecho a negarte a recibir un tratamiento que no deseas o con el que no estás de acuerdo. Esto se llama consentimiento informado y rechazo.

Si das tu consentimiento al tratamiento recomendado por tu profesional de la salud, te pedirá que firmes unos formularios para demostrar que estás de acuerdo. Pero tienes derecho a cambiar de opinión, incluso después de firmar esos formularios. Esto se llama revocar tu consentimiento. Para ello, dile a tu profesional de la salud que no aceptas el tratamiento que te ha recomendado. En cuanto puedas, debes ponerlo por escrito.

Durante las emergencias médicas graves, es posible que lx profesional de la salud tenga que actuar con rapidez para salvarte la vida, por lo que el consentimiento informado y el rechazo no serán iguales o puede que no se den en absoluto. Pero aparte de las emergencias inmediatas que salvan vidas, sigues teniendo derecho a entender los consejos de tu profesional de la salud, a conocer los riesgos y a tomar las decisiones que consideres más adecuadas para ti.

Puede haber ocasiones en las que tu profesional de la salud ignore tu decisión o no esté de acuerdo con ella y trate de presionarte para que sigas el tratamiento que te recomienda. Tienes derecho a irte, aunque te digan que no puedes hacerlo. Esto se llama abandonar el tratamiento en contra del consejo médico (conocido por sus siglas en inglés, AMA). Y, por desgracia, a veces puede haber consecuencias médicas o legales (o ambas) por rechazar el tratamiento o por irte en contra del consejo médico. Por ejemplo, lxs profesionales de la salud pueden amenazar con llamar a los servicios de protección de menores (conocido por sus siglas en inglés, CPS), decirte que no puedes abandonar el hospital, amenazarte con una retención psiquiátrica o intentar que unx juez te obligue a hacer lo que el hospital quiere.

Si te sientes presionadx por el hospital, puedes pedir unx defensorx de pacientes. También puedes decir que necesitas tiempo para pensar en lo que te está diciendo lx profesional de la salud, pero que te sientes presionadx por su forma de proceder y te gustaría hablar con alguien sobre tu experiencia. O puedes pedir otro médico y decirle que deseas una segunda opinión.

Si te están amenazando legalmente, crees que han ignorado tu consentimiento o tu rechazo, o estás pensando en irte en contra del consejo médico, llama al 844-868-2812 o ponte en contacto con nosotrxs a través de nuestro formulario seguro para hablar con unx abogadx.

Toda prohibición del aborto tiene una excepción para salvar la vida de la persona embarazada. También tienes derecho legal a recibir atención médica de emergencia en una sala de emergencias en todos los estados (incluso en los estados que prohíben el aborto). La atención médica de emergencia incluye el tratamiento de una persona embarazada que esté en trabajo de parto o que esté sufriendo un aborto espontáneo.

Existe una ley federal, denominada Ley de Tratamiento Médico de Emergencia y Trabajo de Parto (conocido por sus siglas en inglés, EMTALA), que establece que toda persona que tenga una emergencia médica y acuda a un servicio de emergencias tiene derecho a recibir la atención de emergencia que necesite. Esto incluye el tratamiento de una persona embarazada en trabajo de parto hasta que haya dado a luz a su bebé. Tienes derecho a recibir atención de emergencia aunque no tengas seguro o no puedas pagar la atención médica. También tienes derecho a recibir tratamiento independientemente de tu estatus migratorio. Es importante saber que, aunque no pueden negarse a tratarte si no puedes pagar, el hospital puede enviarte una factura después del tratamiento.

Pero en algunos estados con prohibición del aborto, los hospitales se han visto confundidos sobre la atención médica que pueden o no pueden prestar a las personas embarazadas. Si tu hospital se muestra confuso o si no te prestan la atención que necesitas en caso de emergencia por embarazo, incluido un aborto, llama inmediatamente al 844-868-2812 o ponte en contacto con nosotrxs a través de nuestro formulario seguro en línea para hablar con unx abogadx.

Es posible que tengas una reclamación de dinero («daños y perjuicios») contra un hospital por denegarte la atención que necesitabas, sobre todo si tú o tu hije resultaron gravemente herides a causa de la denegación.

También puedes presentar una reclamación por la Ley para el Tratamiento de las Emergencias Médicas y de los Partos (EMTALA) contra un hospital que se negó a prestarte la atención que necesitabas en una emergencia relacionada con el embarazo. El gobierno federal o estatal investiga la denuncia. Una denuncia no es lo mismo que una demanda, y no necesitas unx abogadx para hacerlo.

Dado que no es lo mismo que una demanda, no recibirás dinero del hospital si el gobierno determina que el hospital violó tus derechos. En cambio, es posible que el hospital tenga que pagar una multa u otra sanción. Y, es de esperar que ese hospital no volverá a negar a nadie la atención que necesita en una emergencia por embarazo.

He aquí algunos ejemplos de otras denuncias que puedes presentar:

  • una denuncia ante la agencia estatal que concede las licencias a lx profesional de la salud o al centro de salud
  • una denuncia ante la persona encargada de la defensa del paciente en el hospital
  • una denuncia ante la Oficina de Derechos Civiles

Para obtener información sobre si debes presentar alguno de estos tipos de denuncias y cómo hacerlo, o si estás interesadx en demandar al hospital que te denegó la atención, llama al 844-868-2812 o ponte en contacto con nosotrxs a través de nuestro formulario seguro para hablar con un abogadx.

Tienes derecho a dar a luz con el apoyo y en el entorno que elijas. Esto puede ser diferente para cada persona. Para algunas personas, dar a luz en un hospital con unx obstetra/ginecólogx puede ser lo mejor, pero otrxs prefieren un centro de maternidad o dar a luz en casa con el apoyo de unx parterx. Ejercer tu derecho a tener lx profesional de la salud o el entorno que elijas puede conllevar sus propias dificultades, pero tienes derecho a cambiar de profesional de la salud si no te sientes respaldadx.

Para obtener más información sobre tus opciones para el embarazo y el parto, puedes visitar Childbirth Connection.

Un plan de parto permite que tu profesional de la salud tenga constancia por escrito de qué tipo de atención deseas recibir durante el trabajo de parto y el parto. No es necesario tenerlo, pero a algunas personas les resulta útil el hablar con su profesional de la salud, entender todas sus opciones y comunicar sus deseos a su profesional, sus enfermerxs y al personal de la unidad de trabajo de parto y parto. Tu profesional de la salud debería seguir tu plan de parto lo más fielmente posible, pero un plan de parto no es un documento legal que esté obligade a seguir.

Tu plan de parto debe incluir lo que TÚ quieras. La experiencia de parto de cada persona es única. Debe incluir lo que consideres adecuado e importante para ti. También puedes incluir lo que no quieres, como una epidural, o que te gustaría evitar una cesárea si es médicamente posible. Cuando elabores o hables del plan de parto con tu profesional de la salud, hazle saber lo que es importante para ti y pregúntale qué puede o no puede ofrecerte.

A algunxs profesionales no les gusta cuando sus pacientes elaboran un plan de parto o lo ignoran. Si no te sientes apoyadx por tu profesional de la salud, puedes plantearte cambiarlx para encontrar unx con quién te sientas más cómodx. Puede informarse sobre cómo cambiar de proveedor en Si mi profesional de salud no está de acuerdo en explorar un parto vaginal después de una cesárea (conocido por sus siglas en inglés VBAC) conmigo ni apoya mis preferencias, ¿qué puedo hacer?

Si tienes alguna pregunta sobre tus opciones durante el trabajo de parto y el parto, pídele más información a tu profesional de la salud. Y recuerda que siempre puedes cambiar tu plan de parto. Depende totalmente de ti, así que incluye todos los detalles que quieras. No hay una forma correcta de elaborar un plan de parto. Para ver un modelo de plan de parto y un esquema que puedes utilizar, consulta el que ha preparado el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG). .

Debes hablar con tu profesional de la salud sobre tus deseos, porque un parto vaginal tras cesárea (conocido por sus siglas en inglés VBAC) depende de muchos factores. No todxs lxs profesionales de la salud ni todos los hospitales están dispuestxs a apoyar un parto vaginal tras una cesárea previa, así que inicia la conversación con tu profesional de la salud lo antes posible. También puedes llamar al consultorio cuando estés buscando unx profesional de la salud para preguntar cómo apoyan los VBAC antes de concertar una cita. Asegúrate de que tu profesional de la salud dispone de tu historial médico, así que intenta conseguir todos los historiales médicos de embarazos y partos anteriores para que tú y tu profesional de la salud puedan hablar de tus circunstancias y opciones con las historias clínicas delante. Para saber más sobre los VBACs, puedes visitar estos recursos:

Puedes decirle a tu profesional de la salud que el VBAC es muy importante para ti y que te gustaría explorar esa opción. Siempre tienes derecho a cambiar de profesional de la salud, pero si el embarazo está avanzado o es de alto riesgo, será más difícil encontrar unx nuevx.

Puedes llamar a diferentes profesionales de la salud y consultorios médicos y preguntar si atienden pacientes nuevxs. Y si hay otrxs profesionales de la salud en tu consultorio actual, puedes preguntar si puedes ser atendidx por unx de ellxs en lugar de tu actual profesional de la salud. A veces estarán de acuerdo, pero no en todos los casos. Depende de tus circunstancias específicas y de lo avanzado que esté tu embarazo. También puede haber personas en tu comunidad que han tenido un VBAC con éxito, y puedes hablar con ellxs sobre su experiencia con su profesional de la salud.

¡Cualquiera! Muchas personas reciben apoyo de familiares, amigues o sus parejas, pero también puedes contar con el apoyo de unx doula. Unx doula es unx profesional capacitadx que puede proporcionar apoyo físico, emocional y/o informativo antes, durante y/o después del parto. Lxs doulas pueden ayudar a las personas a tener un embarazo, un parto y un puerperio saludables. Hay muchas formas de certificar o capacitar a unx doula. Lo importante es que tu doula tenga los valores, habilidades y experiencia que son importantes para ti. En concreto, unx doula puede:

  • responder a tus preguntas sobre cuidados prenatales y atención postnatal
  • proporcionar educación e información sobre el trabajo de parto y el alumbramiento
  • reducir el riesgo de intervención legal
  • estar presente contigo dondequiera que elijas dar a luz
  • proporcionar técnicas de control del dolor y apoyo
  • abogar por ti durante el proceso de parto; si esto es importante para ti, asegúrate de preguntar a lx doula con antelación si es algo que hacen.

 

Puedes encontrar unx doula buscando en Internet doulas cerca de ti. Algunxs profesionales de la salud también pueden conocer doulas o grupos de doulas locales que pueden recomendarte. O la gente de tu comunidad puede recomendarte unx doula que les haya ayudado durante su parto. Para más información sobre cómo encontrar una doula, consulta más abajo.

El costo de unx doula varía. Algunxs doulas ofrecen planes de pago o escala variable de servicios, y otrxs ofrecen sus servicios gratuitamente para completar sus requisitos de certificación. Algunas compañías de seguros también reembolsan a lxs progenitorxs si presentan un reclamo. En algunos estados, Medicaid cubre los servicios de lxs doulas. Pero en la mayoría de los casos, tener unx doula es un gasto que corre de tu bolsillo. Ponte en contacto directamente con tu seguro médico para preguntar si los servicios de unx doula están cubiertos. Si encuentras unx doula de tu agrado, pero tu seguro no cubre el costo, debes preguntarle sobre las opciones financieras y los planes de pago.

 

El posparto puede ser un periodo difícil y contar con apoyo puede ser sumamente importante para una recuperación exitosa. Tu equipo de atención médica debe hablar contigo sobre el proceso de curación y orientarte sobre cómo cuidar tu cuerpo y las razones para llamar a tu profesional de la salud o buscar atención de emergencia.

Si piensas amamantar o dar el pecho, puedes pedir más información y solicitar la visita de unx asesorx de lactancia del hospital o centro de maternidad. Sin embargo, no todos los centros cuentan con unx asesorx de lactancia, por lo que debes comentarlo con tu profesional de la salud antes de la fecha del parto.

También puedes pedir suministros para la atención después del parto, como compresas, ropa interior de malla, biberones peri, dermoplast, compresas de hielo, pañales para recién nacidos, fórmula para bebés y toallitas húmedas. Algunxs profesionales de la salud también ofrecen servicios de visita en los que alguien de tu equipo de atención médica se desplaza a tu casa para ver cómo estás.

Si no te sientes apoyadx por tu equipo de atención médica después del parto, tienes derecho a pedirles que te presten la ayuda que necesites. Pero sabemos que no todo el mundo puede o quiere hacerlo. Y, a veces, implicar a lxs profesionales de la salud puede suponer un riesgo. También puedes buscar apoyo en tu comunidad, como unx doula posparto, un grupo de progenitorxs primerizxs y/o un grupo de lactancia. Puede obtener más información a continuación en Recursos para localizar doulas.

Nacional

  • Servicios de Doula Canción Antigua – Organización nacional de justicia de natalidad que trabaja para eliminar la mortalidad y morbilidad materna e infantil entre las personas negras y latinas de bajos ingresos. Proporciona recursos y acceso a cuidados y servicios holísticos de doula independientemente de su capacidad de pago.
  • Localizador de Doulas Negras – El Localizador de Doulas Negrxs es un recurso para mamás embarazadas o puérperas para localizar Doulas Negrxs de todo el país.
  • Red de Doulas Queer – Un directorio de profesionales queer de la gama completa para personas queer que buscan apoyo durante sus experiencias reproductivas.


Local

  • Colectivo de Doulas de Atlanta – Un equipo de doulas que ofrece opciones asequibles de apoyo al parto para las familias negras en todo el área Metro-Atlanta.
  • Proyecto de Doula de Baltimore – Programa de doula comunitarix que ofrece servicios de doula de espectro completo (nacimiento, posparto y aborto) a precios variables para las familias de la ciudad y el condado de Baltimore.
  • Triángulo Doulas de Color – Servicios y recursos de doula en Carolina del Norte
  • Sésé, Birthing Freedom – Cooperativa con sede en el Bronx que ofrece servicios de doula, clases de movimiento y talleres educativos para antes, durante y después del parto

Rellene nuestro formulario seguro para hablar con un abogado

To top