¿Necesita ayuda? Llame a nuestra línea gratuita de asistencia Repro Legal: 844-868-2812

Tus Derechos Cuando se Pone en Contacto Contigo Inmigración

Tus Derechos Cuando se Pone en Contacto Contigo Inmigración

Para cualquiera que no sea ciudadano estadounidense, entrar en contacto con inmigración puede ser estresante y aterrador. Es importante saber que todo el mundo en EE.UU. tiene derechos si tiene contacto con inmigración, independientemente de si tienes estatus de inmigrante o eres indocumentado. Por ejemplo:

  • A veces los funcionarios de inmigración (ICE) llaman a la puerta y dicen que tienen una orden judicial. Una orden de inmigración no es una orden policial y no les da permiso para entrar en tu casa. Tienes derecho a mantener la puerta cerrada y también a permanecer en silencio.

Si hay un funcionario de inmigración en tu puerta, independientemente de tu estatus migratorio, no tienes que abrir la puerta. No tienes que responder a ninguna pregunta que te hagan ni darles ningún documento, como el pasaporte o el carné consular. Tienes derecho a permanecer en silencio o a negarte a hablar con ellos sin un abogado.

No hables con inmigración ni firmes nada que inmigración te dé sin hablar con un abogado. Si te detiene el ICE y tienes necesidades sanitarias o eres el cuidador principal de un niño, es importante que se lo digas para asegurarte de que tienes tus medicamentos y/o hacer los arreglos necesarios para el cuidado de los niños.

Aquí puedes encontrar un abogado de extranjería a bajo coste o sin coste alguno.

Hay una diferencia entre una orden de búsqueda o detención de la policía y una orden de detención de inmigración. Una orden de la policía es un papel firmado por un juez estatal o federal que permite a la policía realizar determinadas detenciones o registros. También se llama orden judicial. Infórmate aquí sobre tus derechos cuando se pone en contacto contigo la policía.

Una orden de inmigración, también conocida como orden del ICE, es un papel firmado por un funcionario de inmigración que les permite efectuar una detención. Dice la palabra «orden», pero no tiene que estar firmada por un juez. Tampoco permite al ICE entrar legalmente en tu casa o registrar tu casa o tu persona sin tu permiso. No tienes que abrir la puerta de tu casa al ICE. Si no estás en tu casa, pero el ICE pide registrar tus pertenencias, puedes decir que no consientes el registro. Puedes obtener más información sobre tus derechos si se pone en contacto contigo el ICE en el Proyecto de Defensa del Inmigrante.

Aunque un agente de inmigración no puede entrar en tu casa ni registrarla sin tu permiso, hay normas distintas si te paran mientras conduces. Si los funcionarios de inmigración o la policía creen que hay pruebas de un delito en tu coche durante un control de tráfico, pueden registrarlo.

Aunque te paren mientras conduces, puede que no sepas exactamente quién te está parando. No tienes por qué responder a las preguntas que te hagan el ICE o la policía, sobre todo si no sabes quién te está interrogando. Si te preguntan por tu situación de inmigración mientras te paran, no tienes por qué contestar. Tienes derecho a permanecer en silencio.

Algunos estados permiten a los ciudadanos no estadounidenses obtener un permiso de conducir para poder conducir legalmente en Estados Unidos. Comprueba las leyes de tu estado para ver si puedes solicitar el permiso de conducir.

La Patrulla de Aduanas y Fronteras de EE.UU. (CBP) tiene autoridad en un radio de 160 km de todas las zonas fronterizas de EE.UU., incluidos puntos de entrada como fronteras terrestres y aeropuertos internacionales. La CBP tiene puestos de control de automóviles en todo el país, incluidos 33 puestos de control permanentes cerca de la frontera con México, y puestos de control temporales a su elección.

En estos puntos de control, los agentes pueden interrogar a las personas que viajan en el coche sobre su situación migratoria y realizar una inspección visual del vehículo. Los agentes del CBP también pueden enviar a la gente a algo llamado inspección secundaria, que es donde hacen aún más preguntas. Estas preguntas sólo deberían centrarse en la situación de inmigración, pero a veces pueden llevar a que las personas sean detenidas durante periodos de tiempo más largos.

Si te paran en un puesto de control de la CBP, tienes derecho a permanecer en silencio y no tienes que responder a ninguna pregunta sobre tu situación migratoria. Pero negarse a responder a las preguntas podría tener consecuencias legales.

Dentro de la zona en la que tienen autoridad, especialmente en torno a las fronteras terrestres, los agentes de la CBP suben a veces a autobuses y trenes, tanto en carretera como en terminales/estaciones. Sólo pueden hacerlo si la empresa o el conductor les dan permiso. Una vez en el autobús o el tren, los agentes del CBP pueden interrogar a los pasajeros sobre su situación migratoria y pedirles documentos. Tienes derecho a permanecer en silencio, abandonar la zona o poner fin a la conversación.

En el Proyecto de Defensa del Inmigrante puedes obtener más información sobre quién corre el riesgo de ser detenido por el ICE y sobre tus derechos al interactuar con los agentes del ICE.

Todo el mundo tiene derecho a recibir atención médica de urgencia en las salas de urgencias de todos los hospitales, independientemente de su situación migratoria o de si tienen seguro. Esto incluye el acceso al aborto para ciudadanos no estadounidenses y menores indocumentados.

Es cierto que los funcionarios de inmigración han efectuado detenciones en algunos hospitales. Pero actualmente, los funcionarios de inmigración deben mantenerse alejados de hospitales, clínicas de atención sanitaria, consultas médicas y clínicas de atención urgente. Puedes obtener más información sobre tu derecho a obtener la asistencia sanitaria que necesitas aquí.

Tienes derecho a abortar, sea cual sea tu estatus migratorio.

No tienes que compartir tu situación de inmigración para poder abortar.

Tener un aborto clínico no afectará a tu estatus de inmigrante.

Pero si vives en un estado en el que el aborto está prohibido, puede que tengas que viajar para acceder a la atención sanitaria abortiva. Para más información sobre viajar dentro y fuera de Estados Unidos como persona indocumentada, visita esta guía de Immigrants Rising.

Infórmate sobre tus derechos legales de acceso a la atención médica, o llama al 844-868-2812 o ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario seguro en línea.

Rellene nuestro formulario seguro para hablar con un abogado

To top